Sus presentamos a la vedette de la conspiranoia David Icke

1x1.trans

Ya tocaba dedicarle un post al conspiranóico más famoso de la Tierra, a quien pocos son indiferentes. (Y no, no vive en una mansión, clica aquí)

Icke, con su arte, criticando la farsa del “calentamiento global”.

 

AMALGAMA DE AUDIENCIAS

1x1.trans

 
Icke, con sus escritos, une temas como la new-age y la conspiración, que atraen a sectores diferentes del público. La sala de la Academia de Brixton, en Londres, donde habla una vez al año, se llena cada vez. Hubo una época en que casi nadie iba a sus charlas, y su suerte ha cambiado con el creciente descontento ante los mass media.  Fue de los primeros en advertir que el 11-S fue un atentado de bandera falsa, hay que reconocérselo.
DE ENCAJAR GOLES, A ENCAJAR BURLAS

1x1.trans

 

 
David Icke empezó de portero del Coventry City y, debido a la artritis reumatoide,  pasó bien joven a presentador de la BBC. Más adelante, tuvo una serie de años locos y lo que algunos llamarían un ‘despertar’, y otros, tal vez la crisis de los 40.

Según él, en 1988 se fue a Perú, a un lugar de poder, y allí tuvo una expansión de conciencia que fue difícil de asimilar. Al volver, tenía una cierta confusión mental y dijo unas cuantas bobadas en el show de Terry Wogan (1991), tras lo cual su familia y él sufrieron el escarnio de la gente.
Una vidente le dijo que, desde el estrado, revelaría a la humanidad  secretos enterrados durante mucho tiempo, y Icke se lo tomó muy en serio.

 

LA GRAN CONSPIRACIÓN, ¿ILUMINADOS O CHAPUCEROS?

1x1.trans

 
Icke empezó a leer libros sobre conspiración, uno tras otro, de periodismo incisivo de investigación (Antony Sutton, Alfred McCoy) a bobadas sin sentido, inclusive referencias que ya criticamos (clica aquí). Formada la nebulosa mental, se puso a escribir. Se repite mucho de libro en libro, sus libros no están bien editados.  Sus referencias son desiguales y muy flojas en lo más delicado, como la supuesta dinastía de reyes que nos controla desde hace milenios.
Coño, tantos milenios en la cima, ¿y la misma dinastía aún está tramando en dominar el mundo? Parecen más fracasados que iluminados (i.e. illuminati).

(Nota: Las dinastías de vividores vienen, se acomodan y son derrotadas por arribistas. Icke se obsesiona en buscar pedigrí a dinastías recientes.)

En el show de Wogan, dijo que él era hijo ‘directamente’ de Dios y que tenía unas profecías que decir. Ante las risas del público, aclaraba Wogan: “Se ríen de Ud., Sr. Icke”. No dio una en sus profecías sobre el fin del mundo.

 

DESAGRADECIDO Y POCO CUIDADOSO

1x1.trans

La mano deformada de hacer el saludo masón (clica aquí), oyes.

 

 

Icke sería muy mal juez, pues tiene mal ojo para las mentiras.  Por otra parte, mucha gente lo ha ayudado, a pesar de su inflado ego (‘todo sea por la verdad’), entre ellos Ivan Fraser, con agradecimiento cero de parte del Elegido.
Son rasgos  comunes a los ‘mesías de la conspiranoia’ en todo este planeta de los simios.

Sin embargo, aclaramos a algún lector idiotizado que “artritis reumatoide” y “saludo masón” tienen el mismo parecido que “magnesia” y “gimnasia”.

 

SUS ARGUMENTOS MÁS DELICADOS SON MUY FLOJOS

1) Cada vez que ve un lagarto o un dragón (símbolo del fuego espiritual) en un emblema, encuentra una ‘confirmación’ de su débil tesis.

2) Para muchos protestantes incluido Hislop, fuente favorita de Icke, catolicismo = Babilonia = Satán (porque lo dice la Biblia). Icke, que no cuestiona nada, le añade su toque particular (Babilonia = ET reptiloides).

3)Icke se basa en la palabra de “testigos” que no dan datos verificables, y son   de dudosa condición mental y moral.

4) Icke entrevistó un “científico que hace microchips de control mental para la CIA”, en casa de éste. El tipo tenía en su pecho un saquito de plástico con un líquido verde que neutraliza un cáncer que le inyectaron, que la CIA repone cada par de días. Es su modo de asegurarse su fidelidad. ¿Y ni una foto?  ¿Cáncer que se inyecta? ¿Cómorrrr?

5) En su época en la BBC, vio a Ted Heath con las pupilas dilatadas negras, sin el iris, en un camerino. ¿Fue cuando, enajenado, se creía el Hijo de Dios y dio profecías falsas? Otra “prueba”.

6) Icke interpreta a su modo frases de Lady Di a allegados, como que la Familia Real británica “no son humanos” (i.e. carecen de empatía). ¡Lagarto, lagarto!

7) Saca interpretaciones simplistas, frente a otras (posesión demoníaca). Últimamente ya dice que los temibles lagartos “son de la 4ª dimensión” (‘demonios’), plagiando a Ivan Fraser y otros.

  Su lado bueno de difusor, comunicando investigaciones de otros, a veces se diluye con su simplismo y su ‘lagartismo’. El canal Five le dedicó un documental que reconoció ese lado: David Icke, Was He Right? (2006)

 

CONCLUSIÓN

1x1.trans

 
Ha habido varios intentos de conquistar el mundo en la Historia, verbigracia: Alejandro Magno, el Imperio Romano y el Vaticano, y finalmente, el Imperio Británico. Hay muchas conspiraciones (con minúsculas), y los mass media no las contarán si van contra los bancos y la corporatocracia.

También hay quien se presta a satisfacer la demanda de información que existe. New-ageros, fundamentalistas religiosos, anarquistas, dan cada uno su propia visión sesgada y a veces pueril sobre la materia, formando un totum revolutum (caos total) que se reproduce en obras que los citen, como las de Icke, mezclado con periodismo auténtico.

La pena del discurso de Icke es que su ‘tesis lagarta’ se presta al ridículo más que al debate. La Gran Conspiración es que, al final, Todo Es Uno.

 Más sobre las turbias fuentes ‘lagartas’ de Icke, en próximos posts.

De icachondeo y colaboradores

 

1x1.trans
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

1x1.trans

Comments are closed.